Nada

¿Qué pasaría si mañana cierro los ojos? Si mañana caigo en un sueño eterno del que no me pueda levantar, ¿qué pasaría? Si los sueños me ganan, si me transporto a ese lugar en el que todo es tranquilo, en el que no existe la existencia y en el que las cosas que en este momento me están doliendo desaparecen.

La calma, la infinita calma en la que no hay nada, en la que no estoy porque no soy. ¿Qué pasaría? Si yo, una persona ordinaria con una ordinaria vida, de pronto decide dormir hasta el infinito, sin importarme, sin interesarme, dejando a mi inconsciente viajar, divagar, desinteresado en todo, relajado de todo. En ese sueño no estás tú, no estoy yo, no está nadie, porque es algo mucho más tranquilo, ¿qué pasaría si mis células se dispersaron por el mundo?.

Este sería un sueño lleno de pastizales,  praderas, mares,  constelaciones … la inmensidad del universo. No empiezo en ninguna parte y por lo tanto tampoco acabo en ninguna parte.

¿Qué pasaría si dejo de existir?

Nada.

Mientras veo el infinito

Piensas que ves un millón de estrellas, aunque en realidad ellas te ven a ti. La enormidad no es tuya, tú eres de ella.

Un cielo que es seguido por un universo que es seguido por un infinito que es seguido por cosas que no logramos entender. Eres una gota en la lluvia torrencial del universo.

Un amor que empieza, un montón de agua salada, un mar en el que te podrías ahogar un millón de veces y un ver sin final. Eres un grano de arena en la playa del infinito.

Nada es tuyo, ni esos ojos, ni esos labios, ni esas manos, ni este sentir que te dice amar, el mundo no te pertenece, tú le perteneces al mundo. Eres una milésima de segundo del incontable tiempo de la tierra.

Un respirar profundo ante la enormidad, un sentirse parte y no juez.

Pd. Si este sentimiento ha sido tuyo, sabes de lo que estoy hablando.

 

20130425-011238 p.m..jpg