Otoño 26

Desperté para darme cuenta de lo que por meses he intentado ignorar. Desperté para aceptar que no me encuentro.

Busqué en mis libros, los abrí uno a uno y sólo encontré hojas en blanco. Alguien borró la tinta de mis libros.

Escarbé en mi cama, en mis sábanas, debajo de mi almohada. Alguien se llevó mis sueños.

Pensé en ir a buscarte, pero me encontré con una cara sin rostro, con unos dedos sin huellas y un pasado que no me dejará mentir.