Existen

Hubo un día en el que supe que hoy estaríamos donde estamos.

Hubo un día en el que supe que ya no estaríamos.

Ese día me encontraste con lágrimas en el sillón.

No entendias.

Pero yo me levanté y te abracé y te pedí que por favor, no nos olvidaras.

Que cuando el futuro llegara, no olvidarás lo que se sentía tenernos.

Lloré y no lo entendías.

Lloro y no lo entiendes.

Hubo un día en el que todavía no te ibas y yo ya te estaba pidiendo que no te fueras.

Sé que no lo entendiste y sé que no lo entiendes, pues por eso te fuiste, por eso nos fuimos, por eso todo.

Pero déjame decirte: la vida nos está pasando todo el tiempo.

Pero déjame decirte: las cosas de otros importan.

Que el dolor que dejaste en los lugares de los que te fuiste existen.

/Empatía/

Que los días sin café por la mañana, existen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s